Qué es el crédito hipotecario y cómo funciona

¿Habías oído hablar del crédito hipotecario? Lo más seguro es que antes ya hayas escuchado de este y que te sirve para poder comprar una casa. Es cierto que sirve para poder adquirir una vivienda, pero no es todo lo que puedes hacer con este. Por eso queremos hablarte en detalle sobre qué es exactamente un crédito hipotecario y cómo funciona.

Con esta información te encontrarás listo y tendrás el conocimiento necesario para ver si pides el tuyo.

Por lo tanto, si quieres seguir aprendiendo de finanzas, has llegado al lugar indicado, porque nos encargaremos de explicarte de la forma más sencilla algo que en un comienzo puede parecer complicado. ¿Listo para comenzar?

¿Qué es un crédito hipotecario?

El crédito hipotecario es un excelente producto para que puedas comprar una casa, haciendo realidad el sueño de tener tu propio bien inmueble.

Técnicamente es una entidad financiera como un banco el encargado de ofrecer este beneficio a las personas. Que equivale al préstamo de una cantidad determinada de dinero para comprar tu vivienda. Puede que estés pensando que quizá no siempre es necesario acudir a un crédito hipotecario, y tendrías razón, el problema radica en que te pasarías muchos años reuniendo el dinero total para comprar tu casa. 

Por eso que han nacido los créditos hipotecarios, para facilitarte la vida. Así no esperas tantos años a reunir el monto total del valor de la vivienda o departamento que te gusta. Además, realmente el pago al contado es complejo y los bancos lo saben muy bien.

Específicamente el crédito hipotecario corresponde a un préstamo en un plazo de tiempo determinado con un costo a cambio, que equivale a los intereses. Por lo general el crédito de este tipo se adapta a tu capacidad de ahorro y de pago, porque de forma mensual tendrás que pagar una cantidad determinada para ir cubriendo poco a poco el dinero total que te fue prestado.

¿Cómo funciona el crédito hipotecario? 

En cuanto al cómo funciona este tipo de crédito, lo primero es que tienes que realizar un análisis de aquellas alternativas financieras que más te convienen. Por nada del mundo vayas a elegir el primer banco que se te cruce o que te ofrezca una y mil maravillas, porque podrías cometer un grave error.

Su funcionamiento es que un crédito hipotecario es negociable y adaptable a tus necesidades personales, por eso la importancia de que pidas información previa. Además de poder realizar una comparativa y así poder seleccionar el que te ofrezca mejores condiciones.

Ten presente que al momento de adquirir y firmar el contrato de crédito hipotecario te estás comprometiendo a pagar una cantidad mensual establecida al inicio del proceso. Donde la otra parte que sería el banco, se compromete a cumplir con los términos y condiciones pactados. 

Otro aspecto importante a considerar en el funcionamiento, es que no solo puedes solicitar este crédito para comprar una casa. También te sirve para:

  • Comprar un departamento.
  • Comprar un terreno.
  • Hacer una construcción.
  • Hacer una remodelación.

¿Has pensado qué pasa con tu inmueble mientras corre el préstamo? Este es otro dato fundamental que tienes que conocer. Durante todo el periodo que te encuentres pagando las mensualidades será tu casa la que quede en garantía, ya que en caso de no cumplir será el banco el cual se quede con tu vivienda.

Ahora, cuando hayas acabado de pagar tu crédito hipotecario te será entregado un documento legal con el nombre de Certificado de Libertad de Gravamen, el cual finalmente acredita de forma legal que la propiedad es tuya y que no tienes ninguna deuda con la institución bancaria.

Tipos de crédito hipotecario que existen

En nuestro país tienes la opción de acceder a 3 tipos de crédito hipotecario, los cuales tienen relación a la tasa de interés que elijas:

  1. Crédito a tasa fija: este crédito al tener tasa fija no cambia en ningún momento, quedando definido desde el comienzo en el cual el banco acepta tu solicitud.
  2. Crédito a tasa variable: tal como el nombre lo indica la tasa va a variar dependiendo netamente de la situación económica que se desarrolle en el país. Por lo tanto, en un año puede subir o puede bajar, favoreciéndote o perjudicándote financieramente. 
  3. Crédito a tasa mixta: en este caso la tasa fija y la variable se combinan y se van a establecer dependiendo de tus intereses y necesidades.

¿Qué debes saber antes de pedir un crédito hipotecario?

Si estás decidido a solicitar un crédito hipotecario es importante que antes cuentes con algunos conocimientos específicos como los requisitos y las recomendaciones que veremos a continuación.

Requisitos para optar a un crédito hipotecario:

  • Ser mayor de edad y contar con el ingreso suficiente.
  • Tener un buen historial crediticio. Este aspecto es clave, porque en base a esto el banco puede determinar si eres un buen o un mal pagador.
  • Tener el capital inicial, no olvides que para comenzar con todo el proceso de la compra de tu inmueble tienes que dar al banco un porcentaje de enganche. Además de destinar otra cantidad de dinero al pago de gastos administrativos y de escrituración.

Recomendaciones:

  • No te olvides de revisar las condiciones específicas del crédito que vas a elegir. Es fundamental que puedas revisar la tasa de interés, los gastos administrativos y los seguros asociados.
  • Encárgate de proyectar tus ingresos, lo que significa que la mensualidad que vayas a pagar no sea superior al 30% de ellos.
  • Calcula el costo total del crédito, para que tengas clara la suma total que vas a pagar.

Para ir finalizando, si te estás preguntando cuánto te puede prestar el banco, el monto total va a depender del tipo de crédito al cual accedas y de la referencia económica.

Con todo esto te encuentras listo para pedir un crédito hipotecario a consciencia, sacar el mayor provecho de este y hacer realidad el sueño de tener tu casa propia.

Vea también: