Cómo obtener una tarjeta de crédito virtual

Por si aún no te habías enterado, actualmente las tarjetas de crédito han evolucionado y puedes obtener la tuya de forma virtual. Evitando esos tediosos viajes a las sucursales bancarias, lo que además incluye tener que hacer en la mayoría de los casos largas filas. Y si la tecnología ha evolucionado a tu favor, entonces es el momento de que tomes todos sus beneficios.

Esto es lo que nos motiva a ofrecerte toda la información relacionada con las tarjetas de crédito virtuales. Te darás cuenta lo fácil que es poder obtener una de este tipo. Ponte cómodo y comencemos con este recorrido que te hará querer obtener tu tarjeta virtual de inmediato.

¿Qué es una tarjeta de crédito virtual?

Las tarjetas de crédito han existido durante muchos años de forma física, para ser más específicos, a través del formato de plástico. Pero las nuevas tecnologías han dado un gran paso para que hoy en día puedas encontrar las mismas en formato virtual.

En otras palabras, hoy no es necesario que debas solicitar tu tarjeta física para comprar, ahora todos los movimientos bancarios los puedes hacer en línea.

Con este tipo de tarjeta tienes la posibilidad de adquirir por internet bienes y servicios, y lo mejor de todo es que puedes olvidarte por completo del efectivo. Sin olvidarnos que es un mecanismo rápido, cómodo y seguro para comprar.

A pesar de que es una tarjeta virtual, funciona de la misma forma que una tarjeta física y su estructura también es la misma. Cuenta con su respectiva numeración, fecha de caducidad y código de verificación.

Cómo puedes obtener tu tarjeta de crédito virtual

Tal como te mencionamos, los tiempos han cambiado y lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a ellos, sobre todo si estos te traen beneficios como es el caso de las tarjetas de crédito virtuales.

Y la función principal de estas, y el motivo también de su creación, es poder evitar los fraudes y los robos de identidad. Ya que al ser virtuales se convierten en una simulación de una tarjeta real, ayudando a la persona a ocultar sus datos de referencia y de la cuenta.

Para obtenerla los pasos a seguir son muy sencillos:

  1. Lo primero es que ingreses a la app de tu banco o la descargues para seguir las instrucciones que allí te dará.
  2. A continuación tendrás que seleccionar la tarjeta física de la cual quieres hacer la copia virtual.
  3. Ahora lo que ocurrirá es que se creará un código temporal para las operaciones que quieras hacer, las cuales se validan con el CVV y se selecciona la vigencia del proceso.

Con algunas tarjetas virtuales en conjunto con las aplicaciones móviles puedes ahora programar retiros en efectivo con un código de operación especial, el cual debes ingresar en los cajeros automáticos.

Debemos destacar que no solo puedes obtener una tarjeta virtual si ya cuentas con una en formato físico.

Existen nuevas alternativas con las cuales de hecho la tarjeta es solo virtual, como el caso de:

  • Weex Wallet
  • Amazon Recargable
  • EVO
  • Broxel

Beneficios que se pueden obtener al contar con una tarjeta de crédito virtual

La tecnología efectivamente nos ofrece mejores alternativas, las cuales se convierten en la preferencia de las personas porque se traducen en beneficios. Lo mismo ocurre con las tarjetas de crédito virtuales, al entregar tantos beneficios a las personas, éstas optan por hacerlas su primera opción.

En el caso de las tarjetas virtuales son:

  • La seguridad con la cual contarás. El hecho de no tener que andar con efectivo hace que blindes tu dinero y que cuides tu integridad física. También puedes tomarlas como una excelente medida de precaución.
  • Comodidad, ya que tienes la posibilidad de realizar transacciones desde la comodidad de tu casa las 24 horas del día y todos los días del año.
  • El control es otro de los beneficios, porque gracias a las tarjetas virtuales ahora puedes observar en todo momento cómo se encuentran tus gastos. Todo esto a través de la aplicación de la tarjeta. Incluso te da la alternativa de poner topes de gastos.
  • No sufrirás por la pérdida de tu tarjeta.
  • No existe comisión por apertura, ni coste de mantenimiento.
  • Cuentan con todas las características de seguridad de pago de cualquier otro tipo de tarjeta.

¿Vale la pena tener una tarjeta de este tipo?

Si con toda la información que acabas de leer te estás preguntando si efectivamente vale la pena que tengas una tarjeta de crédito virtual. La respuesta es sí.

Esto, porque el tipo de modelo de pago que se utiliza es una de las opciones más seguras y eficaces. Y es esto y todos los beneficios que te hemos entregado los que hacen que cada día sean más mexicanos los que opten por tener su tarjeta virtual.

Además, debemos destacar que en la mayoría de los casos, para que puedas tener tu tarjeta de crédito virtual los requisitos a cumplir no son demasiados como si quisieras sacar una tarjeta de crédito pero física.

Hoy puedes encontrar en prácticamente todas las entidades financieras estas tarjetas.  Porque los bancos saben que es la única forma de poder mantener una buena relación con los clientes, sino estos simplemente decidirán cambiarse a otro banco.

En conclusión

Gracias a la tecnología ahora puedes tener tu propia tarjeta de crédito virtual y junto con esto poder agilizar todos tus procesos. Además de poder hacer de todos tus movimientos más eficaces y rápidos, cuidando en todo momento tu seguridad y la seguridad de tu dinero al no tener que salir a comprar con efectivo.

Sin olvidarnos que con las tarjetas de crédito virtuales puedes hacer cualquier tipo de compra desde el lugar que te encuentres en cosa de segundos. Por todo esto las tarjetas virtuales son una buena alternativa si es que aún no tienes la tuya.

Esperamos haber podido aclararte todas las dudas al respecto, nos vemos en una próxima oportunidad.

Vea también: