Tarjeta de crédito vs tarjeta de débito: Principales ventajas y desventajas

Tarjetas de crédito y tarjetas de débito… ¿cuántas veces te han ofrecido uno o ambos productos y tú no sabes qué decidir? Por lo general las tendemos a confundir, o sabemos que son distintas pero no sabemos exactamente para qué sirve cada una. Si en este momento te encuentras con esas inquietudes nos encargaremos de aclarártelas a través de las ventajas y desventajas de cada una.

Así, cuando te las vuelvan a ofrecer ya podrás tomar la decisión a conciencia. Ya que al fin y al cabo ambas alternativas te van a servir de mucho si sabes utilizarlas y sabes administrar tus finanzas personales. No se diga más y comencemos con el contenido, que está muy interesante.

Las tarjetas, un producto que debes considerar tener

Hace algunos años que han nacido las tarjetas, ya sea de crédito o de débito. Para los usuarios han sido la mejor alternativa porque se trata finalmente de dinero. Pero para poder solicitar la una o la otras es necesario que tengas muy claro de qué se trata cada una, por eso vamos a comenzar hablando de ello.

Por una parte la tarjeta de crédito te da la opción de pedir dinero prestado cuando no lo tienes, pudiendo pagar por productos o servicios. Si lo queremos ver desde otra perspectiva, este tipo de tarjeta te da la posibilidad de pedir prestada una cantidad determinada de dinero.

Pero pagando ese dinero por lo general dentro de 30 días sin interés. Ahora, si te llegases a retrasar con el pago, ahí si tienes que pagar intereses.

Y no solo puedes sacar una tarjeta de crédito en el banco, también puedes hacerlo en una tienda, un proveedor de servicios  otro tipo de instituciones financieras.

Por otra parte nos encontramos con la tarjeta de débito, que la gran diferencia que tiene con la de crédito, es que para poder solicitar sacarla tienes que tener en primera instancia una cuenta de ahorro o una cuenta corriente asociada. Porque será de esa cuenta que sacarás el dinero.

Por lo tanto, la clave para que la puedas usar es que cuentes con fondos suficientes, aquí el banco no te estará prestando nada.

Ventajas y desventajas de la tarjeta de crédito y débito

Muy bien, ahora que conoces las principales funciones de cada tarjeta pasemos a ver las ventajas y desventajas de cada una. Para que tengas la información completa y puedas elegir una o ambas, pero a conciencia.

Tarjeta de crédito

Ventajas:

  • Puedes mantener un registro de todos tus movimientos para que mantengas tus gastos en orden. Existen algunas tarjetas que te permiten obtener un resumen anual para que puedas trabajar tus impuestos.
  • Adquirir préstamos a bajo costo, por ejemplo, para la venta especial de un día.
  • Dinero efectivo al instante, para poder acceder a adelantos.
  • Increíbles beneficios como programas de viajero, descuento en la compra de automóviles, promociones, programas de acumulación de puntos para canjear, etc.
  • Tienes la posibilidad de construir una calificación positiva de tu historial crediticio y frente al Buró de Crédito para cuando quieras acceder a un préstamo mayor. 
  • Seguros adicionales, por ejemplo seguro de viajes, los cuales cubren los gastos médicos, o el seguro de daños o pérdida de equipaje.
  • Son aceptadas en prácticamente todos los lugares, cosa que no ocurre con una tarjeta de débito.

Desventajas:

  • Este tipo de crédito hace que las personas gasten más de lo que sus medios le permiten.
  • Los requisitos a cumplir son muchos más que con una tarjeta de débito. Debiendo comprobar ingresos en muchos casos al igual que consultar tu historial crediticio.
  • Si dejas de hacer un pago, tus compras pueden resultar más caras.
  • Nada es gratis, en la mayoría de las ocasiones los cargos anuales asociados superan los beneficios.
  • Tasas señuelos, que corresponden a las tasas iniciales bajas para atraer a los clientes.

Tarjeta de débito

Ventajas:

  • Es un método de pago muy seguro que además te da la posibilidad de bloquear la tarjeta de forma inmediata en caso de robo o pérdida.
  • Puedes acceder al dinero de tu cuenta de forma rápida.
  • Puedes tener mayor ahorro ya que no tienes que preocuparte de pagar intereses al retirar dinero o al momento de querer fraccionar tus compras en distintos pagos.
  • Tienes una mejor gestión financiera, ya que a través de las aplicaciones tienes la posibilidad de llevar un seguimiento de todos los pagos.
  • Cuentas con mayor seguridad en el comercio electrónico, pudiendo realizar transacciones fiables e inmediatas.
  • Evitas endeudarte, ya que solo puedes sacar dinero que tengas de tu cuenta.
  • En la mayoría de los casos este tipo de tarjetas son gratuitas, porque no incluyen por emisión y mantenimiento.
  • Son más fáciles de contratar, esto porque solo necesitas tener una cuenta.
  • También encuentras algunos de estos ejemplares que incluyen seguros como valor añadido.

Desventajas:

  •  Tienes un límite de fondos. Por lo tanto si no cuentas con este no podrás hacer ninguna transacción.
  • Imposibilidad de financiación.

Como ves, cualquiera de las dos alternativas será tomar una buena decisión. Realmente depende de lo que necesites, aunque son muchas las personas que también tienen en su billetera los dos tipos de tarjetas.

Por lo tanto, no existe una mejor que la otra, más bien depende de lo que quieras hacer. Y recuerda que si aún no se sientes preparado para administrar de manera correcta tu dinero, espera un tiempo o accede a un curso, porque en caso contrario solo pondrás en peligro tus finanzas personales. 

Y si quieres que hablemos de un tema en particular, háznoslo saber en los comentarios, los leemos todos. ¡Nos vemos en una próxima oportunidad!

Vea también: