CAT: ¿Qué es y para qué sirve?

¿Cuántas veces te has acercado a una entidad financiera para solicitar un crédito o un préstamo y te mencionan el CAT y tú no tienes ni la menor idea de qué significa? Y puede que te haya ocurrido que al finalizar de charlar con el ejecutivo has aceptado todos los términos y condiciones sin preguntar de qué se trata esto.

Es precisamente por esto que muchas veces comentemos errores con los financiamientos, por simple desconocimiento. Y como no queremos que esto nunca más te vuelva a ocurrir es que te hemos preparado un artículo muy completo, en el cual conocerás en detalle qué es y para qué sirve el famoso CAT.

No te preocupes si sientes que ya te estamos hablando en chino, porque aprenderás a través de términos muy simples. ¡Vayamos a ello!

¿Qué es el CAT?

Llegado el momento de querer acceder a un préstamo personal  o un crédito siempre estaremos buscando el que nos ofrezca mayores beneficios, como por ejemplo, el que tenga una tasa de interés baja.

Las entidades financieras te van a ofrecer variedad de opciones, pero es en este momento en el que tienes que prestar más atención a ciertas particularidades a considerar, como es el caso del CAT.

El CAT es definido como el Costo Anual Total, que vienes a ser un indicador del costo total de financiamiento aplicable a todo tipo de crédito. Siempre que lo consultes este se encontrará expresado en términos porcentuales anuales.

Si aún no lo logras entender con claridad, el CAT incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos, préstamos o cualquier otro tipo de financiamiento que ofrecen las instituciones financieras.

El CAT siempre estará relacionado a los préstamos o créditos, pero en especial al uso que hagas de estos, y que finalmente son exigidos a la persona solicitante del producto.

Entonces, si andas en busca de verdaderos beneficios ya es el momento de que des un paso y no solo evalúes el crédito que te ofrezca una menor tasa, sino que además el que te ofrezca un menor CAT. Pudiendo entonces llegar a realizar adecuadas comparaciones entre distintos productos crediticios.

¿Para qué sirve el CAT?

Ya te veníamos adelantando que las comparaciones son fundamentales para que puedas elegir el producto financiero que más te conviene. Por eso es que entra en juego el CAT, así la cantidad de alternativas automáticamente se disminuye.

Entonces, la respuesta en cuanto al para qué sirve el CAT, es para que puedas facilitar la tarea de la comparación en relación al porcentaje que ofrecen las instituciones. Si lo queremos ver desde otro punto de vista, el CAT viene a ser una solución muy útil para comparar productos que sean a largo plazo.

¿En qué influye el CAT?

Es fundamental poder aclarar que el CAT influye en las decisiones de los usuarios de bancos, pero que en ningún momento te puede llegar a afectar de forma negativa

Más bien lo que puedes observar es que las entidades financieras tienen un CAT porque se encuentran en una eterna competencia para ofrecer montos a tasas de intereses para que sean más atractivas.

Por eso que es tan importante el CAT en un préstamo, porque la recomendación de los especialistas es que no te fijes solo en la tasa de interés. Ya que estas no siempre serán comparables entre si, por el simple hecho de que algunas las encontrarás expresadas en términos anuales (que es lo más común), mensuales u otros periodos.

Para que vayamos resumiendo, si aún no te decides por un producto porque tienes ciertas dudas, el CAT puede ser una excelente alternativa como indicador para que puedas elegir lo más conveniente.

Por ello, si vas a comparar asegúrate de estar comparando el mismo producto con condiciones similares entre sí.

El CAT en las tarjetas de crédito

Si hay algo en lo cual nos esmeramos, es en hablarte sobre las tarjetas de crédito. Porque sabemos que son un verdadero beneficio, pero poco se conoce de ellas.

Ya te hablamos sobre el CAT en los créditos o préstamos, pero queremos llevarte un poco más allá, porque sabemos que cuentas con una o con un par de tarjetas de crédito y queremos que las utilices realmente para tu beneficio.

El CAT en una tarjeta de crédito corresponde a una medida estandarizada que va a reflejar el valor total de tu financiamiento. Esto porque ya tiene incluido los costos y los gastos que se encuentran asociados al uso del dicho crédito.

En este caso en particular vas a poder comparar entre las distintas tarjetas de crédito, tomando en cuenta que el costo proporcionado no considera el IVA de las comisiones y de los intereses.

Debes tener mucho cuidado cuando te encuentres con un crédito donde no se te informe la tasa de interés o solo se mencionen los montos de los pagos a realizar. Porque finalmente de esta forma no podrás conocer el costo total anual, lo que podría ocasionar un completo desastre de tus finanzas personales.

Por eso, en cuanto te encuentres consultando por toda la información sobre una tarjeta de crédito o un crédito o un préstamo la institución también debe hacer su parte al informarte sobre todos los términos, condiciones y beneficios.

Por qué es importante preguntar por el CAT

Aunque aún no lo creas, el indicador más importante para poder comparar el costo de los créditos será el CAT. Claro que existen otros factores a considerar, como son:

  • Tamaño del pago periódico.
  • Cada cuánto se realizarán los pagos.
  • El plazo total del crédito.
  • El tipo de tasa de interés, el cual puede ser simple, compuesto, variable, fija, UDIS, entre otras.

A modo de conclusión, el CAT te será de gran ayuda llegado el momento de tener que elegir entre variedad de opciones. Pudiendo encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades y a tu forma de vida. Pudiendo así tener un mejor control sobre tus deudas.

Vea también: