Financiamiento de vehículos: Todo lo que necesitas saber

¿Estás pensando en comprar un automóvil? En nuestro país es una gran solución para disminuir los tiempos de desplazamientos. Esto porque nuestro territorio es demasiado extenso y para llegar de un punto a otro, o sobre todo al trabajo, por lo general se deben recorrer muchos kilómetros.

Por lo mismo queremos mostrarte una excelente solución, se trata del financiamiento de vehículos. Con el cual definitivamente te vas a facilitar la vida. Adquirir un auto al contado se puede, pero tendría que esperar algunos años para poder ahorrar la suma de dinero específica. En cambio con el financiamiento tan solo debes esperar algunos días para obtener la respuesta de la entidad financiera, mismos días que esperarás para tener el vehículo que tanto te gusta y necesitas en tus manos.

¡Ves! Realmente es una excelente alternativa. Por eso te invitamos a saber cómo funciona y de qué se trata en el siguiente artículo.

Financiamiento automotriz en México

Cada vez más los mexicanos se encuentran abiertos si se trata de solicitar un financiamiento para adquirir un vehículo. Y es que, definitivamente es la mejor alternativa.

Pero esta tendencia a nivel país, también lo que se está encargando de mostrar es la confianza que tiene la sociedad frente al proceso mismo de financiación. Al hecho de encontrar en el mercado variedad de precios y facilidad en el acceso a la información, por lo tanto transparencia.

En consecuencia debemos hablar exactamente del crédito automotriz. 

Ya te adelantábamos que puedes encontrar variedad de alternativas, y muy buenas. Pero lo realmente importante, es que no decidas de inmediato, sino que te tomes el tiempo de analizar detenidamente al menos 3 o 4 alternativas de financiamiento, veas bien los pros y los contras y en base a ello tomes la decisión definitiva.

También tienes que considerar, que tal crédito lo puedes utilizar para comprar un auto usado, los cuales tienen un valor inferior a los modelos nuevos y 0 kilómetros.  

El crédito automotriz

Ahora que tenemos el camino mejor preparado para tu compra, hablemos del crédito automotriz, el cual en definitiva será el producto que tomes para tener el auto que siempre has deseado en casa.

Es cierto que este tipo de financiamiento se adquiere en un banco, pero también puedes encontrar otras opciones, como es el caso de la agencia de autos y la sofoles (sociedad anónima especializada).

Sea cual sea la alternativa que escojas, en todos los caso tendrás que pagar tu auto en cuotas mensuales con un interés anual determinado.

Específicamente lo que tienes que hacer para acceder al crédito automotriz es pagar un enganche, al igual que ocurre con los créditos hipotecarios. En el caso de los vehículos, la cantidad debe ser aproximadamente el 20% del valor total del automóvil

El resto del valor lo irás liquidando mes a mes.

Requisitos para solicitar un financiamiento automotriz

Tal como ocurre con otro tipo de financiamientos, con el automotriz los requisitos pueden variar de institución en institución. Pero los requisitos generales que todas las entidades comparten son:

  • El tipo de cliente que eres dentro del banco (persona física con actividad empresarial o persona moral).
  • Antigüedad residencial.
  • Antigüedad laboral.
  • La edad, que suele ser entre los 21 y 65 años.
  • Comprobante de ingreso mínimo mensual. Este principalmente para que la entidad financiera verifique que realmente puede hacer frente a los pagos mensuales.

Tipos de financiamiento en México para comprar un automóvil

Es verdad, el crédito automotriz es el más popular y el más utilizado, pero queremos que sepas que no es el único si quieres tener tu auto. También te serán de gran ayuda:

  1. Préstamo por medio de arrendatario

Por si no lo sabías, en México existe la modalidad de arrendamiento de vehículos. Donde te encargas de realizar pagos mensuales por utilizarlo, además de encargarte del mantenimiento.

La gracia está en que después de cierto tiempo tienes la opción de continuar con el arrendamiento o si quieres puedes comprar el automóvil pagando la cantidad restante.  

  1. Préstamo con garantía hipotecaria

Esta es una excelente alternativa para cualquier tipo de compra que involucre una alta cantidad de dinero

Aunque antes de decidir hacerlo tienes que saber que eres ordenado con tu dinero, pagando todas las mensualidades a tiempo. Porque finalmente si no cumples la entidad financiera será quien se quede con tu casa.

  1. Préstamo de concesionarias 

Tal como el nombre lo indica, son las mismas concesionarias las cuales te hacen el préstamo. Pero este puede ser efectivo, ya que estas entidades se encuentran bien conectadas con diferentes financiadoras.

Algunas personas deciden utilizar este mecanismo, porque es una buena estrategia de compra vehicular, por el hecho de que puede ser mucho más rápida la aprobación de tu financiamiento, sin recurrir a tanto papeleo.

  1. Tarjeta de crédito

En artículos anteriores te hemos hablado de las ventajas de adquirir una tarjeta de crédito. Y tal como te mencionaremos a continuación, es una buena opción para que compres tu auto. Siempre y cuando la línea que tengas de crédito sea alta.

Y en ocasiones puedes encontrarte con el beneficio de no tener que pagar intereses durante un periodo determinado.

Recomendaciones finales para tu compra

Puede que con toda esta información aún no tengas claro cuál es el mejor financiamiento para ti. Bueno, la Condusef recomienda lo siguiente:

  • Selecciona la o las entidades financieras que ofrezcan un crédito de tu interés.
  • Considera el valor máximo del automóvil, que equivale al costo límite que la financiera te cubrirá.
  • El monto mínimo del crédito, que corresponde a la cantidad mínima de dinero que te pueden prestar.
  •  El plazo, que será el tiempo que te encontrarás pagando el crédito.
  • La tasa de interés. Al igual que la tasa de interés del enganche.
  • Revisa las comisiones, restricciones y beneficios.

Con todo esto te encuentras listo para dar el gran paso y comprar el vehículo que tanto te gusta. ¡Nos vemos en una siguiente oportunidad!

Vea también: