Cómo elegir el seguro perfecto para ti

En muchas ocasiones cuando solicitas un producto financiero este viene con seguros incluidos, los cuales debes pagar porque es parte de lo que estás adquiriendo. Pero en otras tantas situaciones el tener un seguro es opcional. Y puede que a primera vista pienses que se trata de algo innecesario o que el banco o la aseguradora solo están buscando obtener más dinero de ti. Pero esto no es así.

Los seguros han sido creados para tu beneficio, para tu protección, tal como indica su nombre, para asegurarte o asegurar a tu familia. Por eso la importancia en ofrecerte la mejor información acerca de cómo elegir el seguro perfecto para ti.

Y es que, los imprevistos llegan sin previo aviso y lo mejor es que estés preparado, porque durante toda la vida nos veremos expuestos a los riesgos. Por eso tomar un seguro vendrá siendo una decisión sabia.

¿Qué son los seguros?

Ya te comentábamos que los riesgos están en todas partes y muchas veces por más que los queramos evitar nos alcanzan.

Si lo vemos desde un punto de vista técnico, un seguro es un contrato que adquieres con una aseguradora, en el cual te comprometes a pagar de manera recurrente cierta suma de dinero, con la cual garantizas un pago a futuro si es que llegase a ocurrirte algo.

Por lo tanto, es un medio muy eficaz para tu protección.

Sin olvidar que no todo tipo de riesgo se puede asegurar, pero situaciones de invalidez o de fallecimiento si son cubiertas, protegiendo de paso a la familia.

La oferta del mercado es muy grande, por eso puedes llegar a confundirte o decidir no acceder a un seguro. Pero es precisamente esta una de las razones por las cuales queremos hablarte de cómo elegir el seguro perfecto para ti.

Consejos para elegir el seguro perfecto para ti

Es hora de entrar en acción, lee atentamente los siguientes consejos, porque es gracias a estos que podrás tomar una mejor decisión llegado el momento de tener que elegir un seguro.

Y no se trata de que te veas en la obligación de tomarlo, pero son una herramienta de suma importancia y muy útiles si te quieres mantener protegido al igual que tu familia.

  1. Familiarizarte es importante

Cuando uno se encuentra inmerso en un mundo que no conoce, lo mejor que puede hacer es informarse. Siendo el primer paso a dar el conocer el vocabulario que se maneja dentro del área.

En el caso de los seguros te vas a encontrar con términos como:

  • Póliza: que corresponde al documento en el cual se encuentran las normas generales de tu seguro.
  • Cobertura: que vendría a ser el riesgo por el cual te encuentras haciendo el contrato.
  • Suma asegurada: este es el monto máximo que te va a pagar la compañía de seguros si algo te llega a pasar.
  • Prima: hace referencia al costo que tendrá el seguro.
  1. Lo que quieres asegurar

En mundo de los seguros es muy amplio, dentro de los más utilizados por los mexicanos se encuentra el seguro de vida, el de desempleo, el de gastos médicos, los seguros de autos, de inmuebles o personales.

Por eso antes de contratar el tuyo, primero debes analizar cuáles son tus necesidades, además de incluir dentro de este a quiénes son vulnerables.

  1. Los dependientes económicos

Otro punto clave para que encuentres el mejor seguro para ti, será saber si tienes dependientes económicos, como hijos o si estos se encuentran estudiando. También si eres soltero o jubilado.

  1. La cobertura

Los especialistas recomiendan que una buena cobertura deba encontrarse de cinco a ocho veces tu ingreso actual.

Además de que las más comunes corresponden a coberturas por muerte, invalidez, daños a terceros, enfermedades terminales o gastos funerarios.

  1. El presupuesto

No llegues y tomes cualquier decisión, menos si están involucradas tus finanzas personales. Es importante que puedas ver cuánto es lo que estás ganando y con esa información ver cuánto es lo que puedes destinar al pago del seguro.

  1. Observar las opciones

Ya te comentábamos que no es llegar y tomar la primera oferta que te ofrezcan. Debes analizar si el banco o la aseguradora tienen trayectoria y si puedes busca opiniones de otras personas que se han asegurado en ella.

También tienes que ver los precios y cuál es su fuerte en el sector. Además de confirmar que la aseguradora cuenta con oficinas físicas y sitios web de atención permanente, sumándole a esto otros medios para poder comunicarse.

  1. Busca asesoría

No es tu obligación tener que tomar una decisión tan importante por ti solo, mucho menos si no te manejas en el mundo de los seguros.

Por eso te recomendamos que puedas buscar asesoría si es necesario. Estos expertos saben muy bien los tipos de seguros existentes en el país y en base a tus necesidades pueden hacer un plan a tu medida.

  1. Revisa tus ingresos

Adquirir un seguro es comprometerte a pagar de forma mensual una cantidad de dinero determinada. Por eso antes de dar el “sí”, tienes que organizar tus ingresos y de paso buscar planes que no comprometan tus gastos, sobre todo si tienes familia.

  1. Los beneficiarios

Esto debe quedar muy claro cuando se contrata el seguro. Tienes que aclarar el nombre y porcentaje que se les otorgará. Ten presente que no pueden ser menores de edad y evita en lo posible a los intermediarios.

  1. Haz una comparación

Los vendedores saben hacer muy bien su trabajo, por eso no puedes quedarte con el seguro del vendedor que te lo ofreció con las palabras más bonitas. Es importante que puedas hacer una comparación entre seguros con las ventajas y las desventajas de cada opción.

Con toda esta información te encuentras listo para saber cómo elegir el seguro perfecto para ti. Y no olvides que lo mejor es analizar todas las posibles alternativas y luego tomar una decisión. Pero asegurarte es una excelente alternativa, sobre todo porque la vida está llena de riesgos.

Vea también: