¿Qué es una garantía hipotecaria y cómo funciona?

Para el beneficio de millones de personas, los bancos se han encargado de crear excelentes productos financieros. Porque de otra forma no existiría el financiamiento como son los créditos o los préstamos, lo que en otras palabras significaría que tendríamos que ahorrar por mucho tiempo para poder reunir el dinero para comprar una casa, por ejemplo.

Dentro de abanico de posibilidades existe uno que en muchas ocasiones literal puede salvar a las personas de una emergencia. Se trata de la garantía hipotecaria, y es precisamente el tema que tocaremos hoy. Abróchate los cinturones porque te mostraremos todo lo que debes saber, para que llegado el momento puedas acceder a este tú también.

¡Hora de comenzar!

¿Qué es la garantía hipotecaria?

Lo primero es lo primero, tienes que saber qué es esto de la garantía hipotecaria para decidir si es tu mejor alternativa en caso de tener que utilizarla.

Puede que llegue el momento en el que necesites acceder a una gran cantidad de dinero de forma inmediata. Pudiendo ser el caso de sobrellevar una emergencia o poder pagar una deuda muy elevada que tengas, incluso querer poner un negocio. Es en este momento en el cual tu casa se convierte en el mejor aval para conseguir esa gran cantidad de dinero.

Por lo tanto, la garantía hipotecaria es el hecho de que puedas recibir un préstamo por parte de la institución financiera a cambio de poner tu inmueble como respaldo de pago.

Pero debes ser muy responsable a la hora de contraer este compromiso, porque si no cumples con el pago del préstamo, el banco se quedará con tu vivienda.

Y ¿por qué es la mejor opción tu casa? Porque es la única alternativa que te deja obtener dinero de manera rápida y una gran cantidad de este, más que cualquier otro préstamo.

Cómo funciona la garantía hipotecaria

De acuerdo, ahora que entiendes de qué trata todo esto, demos un paso hacia algo un poco más específico, cómo funciona la garantía hipotecaria. Así te encontrarás preparado para poder solicitar la tuya.

Al momento de ceder los derechos de retención contra tu propiedad, siempre y cuando esté a tu nombre, tendrás que seleccionar un plan de pagos, el cual debes cumplir al pie de la letra. Esta es la manera en la que aseguras que la vivienda te será devuelta.

Por lo tanto:

  • Seleccionas el plan mensual a tu medida. Donde se establece el monto de tus pagos mensuales y el periodo de tiempo en el cual tendrás que finiquitar la deuda.
  • El dinero de este préstamo puedes usarlo para lo que quieras, lo que se convierte en una gran ventaja. En la mayoría de los casos las personas destinan dicho dinero para pagar la educación de sus hijos, colocar un negocio, viajes, inversiones, pagar sus deudas, para emergencias. Por lo tanto, te ofrece libertad sin limitaciones como el caso de todos los otros productos bancarios.
  • Es excelente para pagar las deudas, porque la tasa de interés que ofrece es mucho más baja que la de otros préstamos.

Un dato importante que tienes que considerar, es que tienes la posibilidad de obtener un crédito con garantía hipotecaria incluso si aún no terminas de pagar tu casa.

Las ventajas del crédito con garantía hipotecaria

Las ventajas que destacan y por las cuales este crédito es uno de los más solicitados en México y el mundo, es por lo siguiente:

  • Tienes la oportunidad de acceder a un préstamo incluso si no cuentas con ahorros líquidos, pero si un bien inmueble que sirva como aval.
  • Al ser tu casa la garantía de pago, al banco le da mayor seguridad de que vas a pagar. En consecuencia tienes elevadas posibilidades de negociar un interés bajo.
  • Puedes destinar este crédito para distintos fines, solo depende de tus necesidades.

En cuanto a los requisitos para acceder a esta garantía

Lo primero es que analices todas las alternativas que podría solucionar tu problema o satisfacer tus necesidades. Así que tómate tu tiempo para ver en detalle qué es exactamente lo que te ofrece cada banco.

En base a lo anterior te darás cuenta que los requisitos van a variar de una institución a otra. Pero lo principal es que:

  • Seas el dueño de una vivienda.
  • Tener un comprobante de ingresos.
  • Una identificación oficial vigente.
  • Un buen historial crediticio, porque depende de esto que el Buró de Crédito te apruebe o no.
  • Un comprobante de domicilio.  
  • Llenar la solicitud de crédito.

Ya te mencionábamos que es importante que antes de aceptar la propuesta de un banco hagas un buen análisis. Esto porque debes tener en cuenta la existencia de cargos extra.

Efectivamente existen cobros que debes revisar junto con la entidad bancaria antes de aceptar, ya que en la mayoría de los casos se piden comisiones, por ejemplo, por apertura o el cobro de seguros.

La recomendación final, es que seas muy responsable con los pagos, porque al fin y al cabo es tu reputación y salud financiera la que se encontrará en juego.

Además de que los expertos recomiendan que antes de acceder a la garantía hipotecaria planees muy bien qué es exactamente lo que harás con el dinero, para que así puedas sacarle el máximo rendimiento, porque realmente es un producto y herramienta financiera que puede ayudarte mucho.

Y por supuesto considerar que no todo lo que brilla es oro. La garantía también tiene su parte negativa o sus desventajas, como: que puedes perder tu casa; que se te solicite que la vivienda esté completamente pagada; o que el inmueble se encuentre exento de cargas.

Como ves, la garantía hipotecaria se convierte en una excelente solución si necesitas recurrir de forma rápida a la obtención de una elevada suma de dinero. Por ello, tenla en mente en tal caso. Nos vemos en una próxima oportunidad para continuar aprendiendo y entendiendo tantos temas importantes relacionados a las finanzas.

Vea también: