Qué es un título de crédito y para qué se utiliza

¿Has odio hablar o mencionar a alguien de los títulos de crédito? si no nos encontramos inmersos en el mundo financiero es muy probable que en realidad no lo hayas escuchado con anterioridad. Pero es importante que puedas saber de qué se trata esto y para qué es que se utilizan en nuestro país, porque en algún momento de seguro los usarás.

Y es precisamente de lo que hoy te vamos a hablar, porque solo al estar bien informado es que podrás acceder a mejores opciones o a verdaderas posibilidades que van a beneficiar tus finanzas personales.

Y antes de dar nuestros primeros pasos por un tema del cual poco se habla, debes tener claro que corresponden a documentos realmente importantes llegado el momento de querer concretar algunas operaciones. Pero no nos adelantemos y pasemos a revisar en detalle esta información.

¿Qué es un título de crédito?

Lo primero que debes saber si quieres comenzar a sumergirte en esta información, es qué son los llamados títulos de crédito.

Donde técnicamente lo que es y cómo los define la legislación mexicana es como documentos fundamentales para ejercer el derecho literal que en ellos se encuentra consignado. Tranquilo, porque en palabras simples, esto es dar a la persona que tenga un título de crédito todos los derechos sobre una obligación de pago.

Para qué sirve exactamente un título de crédito

El para qué sirve este tipo de título, es precisamente para ser el comprobante de un crédito o de un préstamo. Por lo que, si cuentas con uno de estos, tienes en tus manos un certificado de pago sobre un crédito. Lo que en definitiva te hace estar protegido frente a la ley mexicana.

Tipos de títulos de crédito en nuestro país

Como te hemos comentado, en nuestro país puedes encontrar no solo un título, sino que algunos. Por eso debes saber antes de obtener el tuyo, cuáles son los existentes. Y donde el gobierno mexicano reconoce dos grandes títulos de crédito:

  • Título de crédito.
  • Título nominativo.

Título de crédito

Dentro de los títulos de crédito se ven reconocidos los Certificados de Participación, los Certificados de Depósito y el Bono de Prenda.

En el caso específico de los Certificados de Participación, estos corresponden a títulos emitidos por entidades fiduciarias y donde se establece que formas parte de un conjunto de valores o bienes, teniendo derechos sobre los productos.

Si se trata de Certificados de Depósito, también conocidos como Cedes, son un tipo de inversión a plazo a la cual tienes la posibilidad de acceder, además de que se encuentra en moneda nacional. Por lo tanto, vas a obtener rendimientos mensuales a una tasa fija.

En tanto al Bono de Prenda, este te permite acceder a financiamiento bancario. Y los cuales son entregados como un respaldo de tu crédito a través de un endoso en garantía. En otras palabras, dejas algo tuyo a cambio de obtener dicho crédito.

Título nominativo

Por otra parte nos encontramos con los títulos nominativos y donde técnicamente estos son entregados a favor de una persona donde su nombre es el que aparece en el texto del documento.

Algunos ejemplos de este tipo de título son las Letras de Cambio y los Pagaré.

No podemos dejar de mencionar que de igual forma existen los títulos al portador, en los cuales dentro del documento no se específica al beneficiario. Pero sí se reconoce a quien lo tenga como quien tiene el derecho de exigir el cobro, y siendo el ejemplo más claro los cheques al portador.

Algunos ejemplos de títulos de crédito

Para que las cosas te puedan quedar aún más claras, lo mejor es que lo grafiquemos por medio de ejemplos.

Los títulos de crédito más conocidos y populares son los cheques, los pagarés y las letras de cambio. Y como bien puede que sepas, en cada uno de estos casos quien posea el documento tiene el derecho de cobrarlo por el valor que se específica en este.

En el caso de los pagarés de trata de un título en el cual es establece una promesa de pago por una cantidad determinada y una fecha de vencimiento. Si se trata de un cheque, el documento es un método de pago donde debes acercarte a la institución asignada para liberar la cantidad.

En tanto si se trata de letras de cambio, estos documentos también cuentan con un valor específico a cobrar en una fecha determinada. Debes saber que si se trata de letras de cambios, estas pueden tomar la función de garantía financiera o como un método de pago.

A modo de conclusión

En este momento ya cuentas con toda la información necesaria acerca de qué son los títulos de crédito y para qué sirven. Por lo tanto, estos títulos que son reconocidos por la ley y que van a representar una obligación de pago entre las personas que se encuentren involucradas deben ser cumplidos.

Esto porque en caso contrario se podrían llegar a ver situaciones que impliquen lo legal. Por eso, que de igual manera es importante que conozcas sobre este tema, para que antes de firmar un documento de este tipo analices en detalle sus implicaciones, y no solo llegues y firmes.

En tanto, si eres la otra parte y quien recibe un título de crédito, sabrás que con un documento como este te encuentras bajo el amparo legal y que se debe cumplir en todo momento con la responsabilidad establecida.

Antes de finalizar, es fundamental que puedas saber que dentro de los títulos de crédito pueden encontrar los de origen público y los de origen privado. Donde los emanados del sector público vienen a ser los bonos de deuda pública, bonos del ahorro nacional, Tesobonos y CETES.

En cambio los títulos emitidos por particulares van a corresponder a los pagarés, letras de cambios entre otros.

Esperamos haberte podido aclarar las cosas y que te encuentres listo para asumir una responsabilidad de este tipo. Nos vemos en una próxima oportunidad.