Consejos »

Aprende a negociar en las compras y a obtener un descuento

En 27/04/2022
ANUNCIO

Cuando nos toca salir de compras, sobre todo en la época que nos encontramos viviendo donde atravesamos por un periodo de inflación, en lo que más nos enfocamos es en que estas salgan lo más económicas posible, aún más si se trata de poder adquirir los productos de la canasta básica mexicana.

Es en este momento donde se vuelve tan importante saber negociar y es justamente lo que te enseñaremos, cómo negociar en las compras y así obtener un descuento. Porque como dicen por ahí “todo suma” y en este caso todo puede ir beneficiando tu bolsillo y tus finanzas personales.

Presta mucha atención, porque desde este momento tendrás la capacidad de ahorrar algo de dinero que puedes destinar a otra cosa, como invertir en alguna de tus metas, ¡comencemos!

ANUNCIO

No pierdes nada en pedir un descuento

Constantemente las personas se encuentran pidiendo descuentos en las tiendas y en distintos productos y servicios. Pero existen aquellas, que puede ser tu caso, a las cuales les da pena regatear porque piensan que pueden ofender al vendedor, por eso nunca lo han hecho.

Esta sensación es normal y a gran parte de la población le sucede, pero queremos que comiences a dejar esto atrás, porque te será de gran ayuda pudiendo ahorrar algunos pesos, aún más si te encuentras viajando.

Queremos aprovechar de reconocer que pedir descuentos, también conocido como regatear, para algunos es todo un don. Y es clave que puedas comenzar a adquirirlo porque en ocasiones la realidad es que terminas pagando precios realmente inflados y como querías o necesitabas algo, lo terminas pagando igual.

Y aunque en México tan solo una parte de la población intente obtener descuentos, en otras partes del mundo casi todo puede ser objeto de regateo. Nos referimos a hoteles u hostales, transporte público, servicios, excursiones, etc.

Así que antes de pasar a ver cómo negociar las compras debes cambiar de mentalidad, específicamente de la existencia de precios fijos y que todo puede ser objeto de negociación.

Aprende a negociar en las compras y a obtener un descuento

En el momento en el cual te dispones a solicitar un descuento estás ingresando de forma inmediata al terreno de la negociación, en el cual quieres obtener mejores condiciones y donde la otra persona que te está vendiendo, también busca obtener el máximo beneficio.

Por lo tanto, si lo vemos desde un punto de vista más técnico, en el momento que deseas acceder a un descuento buscas las condiciones adecuadas para aprovechar lo que más puedas tus recursos existiendo el menor desperdicio posible.

En consecuencia para tener una buena negociación y hacer que esta te haga acceder al descuento debes:

Planear tu descuento

Esto no quiere decir que estés días y días pensando en que quieres un descuento determinado, más bien y lo que hacen los regateadores expertos, es pensarlo en el momento y aplicarlo con destreza.

Aquí será importante que tengas claro cómo iniciar la negociación, porque es esto lo que te abrirá la puerta o te la cerrará en la cara.

Para muchos se trata de una especie de juego de seducción que debes aplicar con cuidado, lo que significa que tengas claridad de los límites superiores e inferiores a los que puedes realmente aspirar.

Infórmate antes de pedir un descuento

Algunas personas cometen el error de llegar y pedir un descuento sin conocimiento absoluto de la situación, grave error.

Si de verdad quieres que tu negociación tenga éxito antes tienes que haber cotizado algunos valores para tener fundamentos de un regateo firme.

Claridad en tu objetivo

Si te encuentras listo para pedir un descuento quiere decir que tienes claro qué es lo que buscas y deseas obtener.

Durante todo el tiempo de negociación tienes que tener en mente tu objetivo, porque entre tanto tira y afloja a las personas se les suele olvidar y terminan cediendo a las condiciones del vendedor.

Mantén la calma

Si eres primerizo en el tema de la obtención de descuentos, es normal que te sientas nervioso porque no sabes en qué va a terminar todo esto.

Aquí lo más importante es que no te vayas a enfadar y que en todo momento te muestres amistoso y razonable. De lo contrario será imposible que tengas el descuento que quieres.

Jamás vayas a regatear hacia abajo

Parece algo obvio, pero en ocasiones no lo es, por eso la necesidad de mencionártelo.

En el momento en el cual des una cifra en tu intento de negociación es porque ese será el precio mínimo que vas a pagar. De lo contrario tus esfuerzos habrán sido en vano.

Cumplir con el acuerdo

Luego de lograr obtener un descuento en el que ambas partes están conformes, no lo vayas a romper y más bien mantente dispuesto al cumplimiento de este.

Como has podido ver, llegar a un descuento por medio de la negociación no es algo complicado y con el tiempo te darás cuenta que puede llegar a ser algo más que sencillo. Todo depende de cuántas veces lo apliques para adquirir la experiencia que te convierta en un profesional de los descuentos.

Cuando no es bueno pedir un descuento

Descuentos puedes solicitar en todo orden de cosas, desde grandes negocios establecidos con años de funcionamiento hasta negocios locales más pequeños, emprendedores o vendedores minoristas.

Es por eso que existen algunas ocasiones en las cuales no será del todo bueno pedir un descuento, estas son:

  • Si se trata de un vendedor pequeño que se ve está necesitado. En tal caso lo mejor es que lo puedas ayudar comprándole.
  • Si el vendedor es muy antipático desde el principio, es mejor que te evites pasar rabias.
  • No vale la pena que pidas un descuento por un producto que tiene un precio fijo en el mercado y que así está anunciado, a modo de ejemplo productos de tiendas departamentales o una habitación de hotel.

¿Estás listo para comenzar a obtener tus primeros descuentos?

ANUNCIO