Qué es y para qué sirve un Crédito Refaccionario

Los bancos se han tomado el tiempo para poder conocer las necesidades de sus clientes, acercamiento que se suele generar al realizar encuestas. Y sabemos que uno de los productos financieros más cotizados al día de hoy junto con las tarjetas de crédito son precisamente los créditos. Y decimos “créditos” porque puedes encontrar una lista larga de ellos.

Seguramente ya has oído e incluso solicitado un crédito hipotecario o uno automotriz, pero ¿habías oído hablar del crédito refaccionario o entiendes realmente de qué se trata? No te preocupes su no tienes idea, porque el día de hoy nos encargaremos de aclararte todas las dudas al respecto.

Presta atención, porque esta puede ser la solución que estabas buscando, hora de comenzar y seguir aprendiendo de un mundo tan fascinante como el financiero.

Los créditos, una gran solución al día de hoy

Cuando tenemos en mente un proyecto que implica una cantidad considerable de dinero se nos vienen dos ideas a la mente. Por una parte pensamos rápidamente si el dinero que tenemos en nuestra cuenta es suficiente para poder costearlo, o si tendremos que ahorrar durante un periodo de tiempo para llegar a la cantidad que necesitas.

Y por otra parte, si no cuentas con la suma de dinero necesaria a qué banco acudir por un crédito sin tener que esperar los meses que te tomaría ahorrar y pudiendo llevar de manera inmediata las acciones de tu proyecto.

Realmente eres tú quien decide el camino a seguir, pero el más utilizado hoy en día es el que tiene que ver con solicitar un crédito a una institución financiera. Pero de que son una gran solución, lo son.

Por si aún tienes tus dudas en cuanto a los beneficios, a continuación te mencionamos porqué este dinero extra será la clave del éxito:

  • Vas a tener de manera inmediata la cantidad de dinero que necesitas, dejando atrás los meses de espera por reunir el dinero.
  • Eres tú quien elije en base a tus posibilidades cómo pagarlo.
  • Puedes cubrir un montón de necesidades a la vez.
  • Actualmente para que un crédito sea aprobado tan solo tienes que esperar 48 horas, e incluso en algunos casos 24 horas.
  • Ya no tienes que cumplir con tantos requisitos como se hacía hace algunos años atrás.
  • Puedes mejorar o comenzar a crear tu historial crediticio.
  • Tienes la posibilidad de consolidar deudas o realizar pagos programando las fechas.

Qué es y para qué sirve un crédito Refaccionario

Como bien te has dado cuenta, en la mayoría de los casos un crédito tiene como objetivo ser utilizado para motivos personales, de hecho el crédito más solicitado es el personal. Pero también existen otro tipo de créditos como el caso del crédito refaccionario que no será para uso personal.

Este tipo de crédito lo que busca es darte la posibilidad de acceder a una cierta cantidad de dinero para que compres, renueves o sustituyas la maquinaria con la que ya cuentas. Además de poder tener la opción de comprar activos fijos como instrumentos para el ganado, de libranza o aperos.

Por lo tanto, este crédito será perfecto para ti si te encuentras desarrollando actividades en el sector forestal, agropecuario, de pesqueras o que se encuentre vinculada al medio rural. Siendo la buena noticia en todo esto, el hecho de que puedas realizar la solicitud y acceder a dicho beneficio junto al gobierno mexicano.

Ya que el crédito forma parte de los programas que se ha encargado de desarrollar el entidad gubernamental.

Si se trata de los montos a los cuales puedes optar, estos van desde un mínimo de 7,000 UDIS’s y puede corresponder un monto superior dependiendo de lo que necesites para tu proyecto. Por lo tanto, lo que vayas a recibir va a depender netamente de lo que pidas.

Cómo funciona un crédito refaccionario en México

Es importante que puedas saber cómo funciona este beneficio, y es que el porcentaje máximo que puedes solicitar corresponde a un 80% de tu proyecto de inversión. Donde el otro 20% lo debes aportar tú.

Otra característica de este tipo de crédito, es que dependiendo de las necesidades que tenga tu proyecto será el plazo en el cual lo tendrás que liquidar. Donde te encuentras con una excelente noticia, porque el plazo puede ser de 1 a 15 años.

Requisitos para ser beneficiario del crédito

Si estás interesado en este crédito debes saber que tienes que cumplir con:

  • Estar al día con todos tus pagos y no encontrarte en el Buró de Crédito.
  • Tener una garantía hipotecaria o prendaria, o ambas.
  • Que tu proyecto sea financiera y de inversión técnica viable.
  • Presentarte con la documentación necesaria para hacer la solicitud del crédito.

Y como un último dato en cuanto a este crédito que entrega el gobierno, debes tener claro que existe un pago de comisión por apertura. Donde el monto a pagar va a depender de la cantidad de dinero que pidas.

No solo el gobierno te entrega este crédito

A nivel nacional no solo será el gobierno el cual te de la posibilidad de acceder a un crédito refaccionario. De igual manera algunos bancos de nuestro país también te dan esta alternativa.

Claro está que cada uno tendrás su propios requisitos a cumplir, así como distintos montos a solicitar. Pero dentro de las entidades financieras que te dan esta posibilidad se encuentra:

  • Bando BBVA Bancomer.
  • Banco Monex.
  • Banco Scotiabank.
  • Banco Citibanamex.
  • Banco Banorte.
  • Banco Mifel.
  • Banco Santander.

Como has podido ver por ti mismo, el crédito refaccionario es una excelente alternativa para que tu empresa siga creciendo. Pero por sobre todo, que esta cuente con maquinaría de última generación.

Esperamos que ahora estés más decidido a solicitar tu crédito, ya que definitivamente será una buena estrategia. Y que te encuentres en mejores condiciones frente a la competencia. Nos vemos en un próximo artículo para que sigas aclarando dudas.