5 hábitos que puedes adoptar para ser un consumidor responsable

El consumo responsable debe ser parte de tu vida, por eso si aun no has implementado algunas de las medidas o hábitos que hoy te mostraremos, ya es tiempo. La mayoría de las personas suele vivir por simple inercia, siendo lo peor de esto, que al momento de recibir su sueldo lo primero que hacen es correr a gastarlo o ir a pagar las deudas que mes a mes adquieren.

Y como no queremos que esa sea tu situación, hoy te mostraremos 5 hábitos que puedes adoptar para ser un consumidor responsable, manteniendo tus finanzas personales saludables. Verás cómo la vida de esta manera se te facilita y todo comienza a fluir mejor. Ya es tiempo de comenzar a frenar los impulsos que hacen de tu economía personal un impedimento para seguir avanzando.

Es tiempo de tomar consciencia con tus finanzas

Las finanzas personales deberían ser vistas como algo serio e importante en la vida, pero lamentablemente las personas no las ven de esta manera. Solo se piensa en gastar dinero que muchas veces no se tiene acudiendo a préstamos y créditos, siendo este el primer gran error.

Es en este momento en el cual se puede observar lo fundamental que es comenzar a incorporar hábitos para que aprendas y comiences a gastar y comprar de forma responsable. Lo cual además ayuda en la sostenibilidad del planeta, podrás manejar de mejor manera tu dinero alcanzando así el tan anhelado bienestar financiero.

Pero antes de pasar a ver estos 5 hábitos que cambiaran tu vida financiera, debes entender qué significa en sí ser un consumidor responsable.

Ser un consumidor responsable es ser una persona que consume solo lo que necesita y en la cantidad que realmente necesita, sin excederse.

5 hábitos que puedes adoptar para ser un consumidor responsable

Presta mucha atención, porque si alguno de estos 5 hábitos aún no lo has incorporado en tu vida, aún estas a tiempo de hacer los cambios pertinentes y comenzar a disfrutar de unas finanzas personales saludables.

  1. Hacer una lista con las cosas necesarias

Aquí tiene que ver netamente con el consumo básico que necesitas a diario. La clave es siempre hacer una lista antes de salir y respetarla, de lo contrario seguirás viéndote tentado cada vez que salgas y llegarás con un montón de cosas que realmente no necesitas.

  1. Hacer una revisión de los gastos

Es muy importante que puedas comparar el dinero que tienes con los gastos que haces, y para hacer esto posible es indispensable que tomes nota de las compras y los pagos que realizas.

Queda a tu decisión si estos apuntes los haces de forma diaria, quincenal o mensual. Pero no olvides que esto te ayudará a tomar mejores decisiones, sobre todo si tienes que reducir algunos o de plano eliminarlos.

  1. Hay que dejar atrás los gastos hormiga

Aunque a simple vista no lo notes, esas pequeñas compras que vas haciendo y que hacen te salgas de tu presupuesto cuando las sumas puedes observar cuánto más te han hecho gastar.

Si te pones a pensar, son innecesarias y tan solo dañan tus finanzas, por eso es importante que vayas realizando anotaciones de tus gastos, así te das cuenta de los gastos hormiga y comienzas a sacarlos de tu vida.

  1. Implementar estrategias de ahorro

Puede que pienses que el ahorro no es para ti, que lo has intentado pero que no te funciona. Bueno, basta de pesimismo, porque es uno de los hábitos más importantes que debes comenzar a incorporar en tu vida para que comiences desde ya a ser un consumidor responsable.

Y no solo se trata de dinero físico que metas al banco, también puedes ahorrar bastante si cierras el grifo del agua cuando no la usas o te estás jabonando, si apagas las luces de las habitaciones cuando no estás en ellas, o desconectar los dispositivos electrónicos.

La recomendación de los expertos es que revises con atención tu factura de servicios para que veas bien dónde estás gastando más y qué puedes hacer al respecto.

  1. Un fondo de ahorro

Lo mejor que puedes hacer es revisar en detalle cómo se encuentran tus finanzas, para determinar si estás en condiciones de destinar un porcentaje de tu salario a un fondo de ahorro. Esto principalmente porque te puede servir para situaciones imprevistas que se presenten.

Y es que, por ejemplo, enfrentar una situación de emergencia que requiera de una elevada suma de dinero no cae bien a nadie. Así que lo mejor es que estés preparado, en último caso, si nada te sucede tendrás dinero para invertir en algo a futuro.

Hemos querido destacar estos 5 hábitos porque es de suma importancia los comiences a implementar lo antes posible, verás cómo comienza a cambiar tu vida.

Pero de igual manera queremos aprovechar de hablarte de otros hábitos que sería recomendable también incluyeras en tu vida, como son:

  • Reducir el desperdicio de comida: o compras lo justo y necesario o simplemente compras también alimentos que sepas se puedan, por ejemplo, congelar. Esto de paso te ayuda a no tener que salir a comprar tan seguido.
  • Reutilizar: no llegues y compres nuevos productos, revisa bien lo que tienes en casa, de seguro una gran cantidad de ellos los puedes volver a usar. Así controlas las compras impulsivas y cuidas el planeta.
  • Consumo colaborativo: hoy se está utilizando mucho este mecanismo porque las personas se encuentran tomando mayor consciencia sobre el tema de gastos. La opción es comprar ropa en tiendas de segunda mano o participar en sitios de trueque. Porque para ti puede que algo ya no tenga vida útil, pero para otra persona sí.
  • Apoyar a los productores locales: esta es una excelente iniciativa para ayudar en la reactivación del país.

Como puedes observar, adquirir estos 5 hábitos para ser un consumidor responsable no es nada del otro mundo. Solo involucra disciplina y las ganas de querer cambiar y beneficiar tus finanzas personales.

Vea también: