¿Es posible pedir un préstamo de mi afore aunque se esté trabajando?

muchos los mexicanos que solicitan el suyo a través de su banco u otro tipo de entidades financieras. Pero también existe una gran cantidad de personas que se preguntan si pueden pedir un préstamo de su afore para poder solventar cualquier tipo de necesidad.

Y de entregarte la respuesta precisa es de lo que hoy nos encargaremos. Así que presta mucha atención, porque vas a conocer la respuesta a esta gran inquietud que muchos tienen Además de conocer los motivos por los cuales puedes realizar dicha petición, no esperamos más y comencemos a indagar en un tema del cual poco se habla.

Afore: El instrumento para tu futuro

Antes de que pasemos a ver de forma detalla si puedes pedir un préstamo a tu afore es importante que entiendas muy bien de qué se trata esta entidad.

Si eres un trabajador formal ya te habrás dado cuenta que todos los meses te descuentan de tu salario una cantidad de dinero determinada la cual se va derechito a tu afore. Pero ¿qué es exactamente una afore?

Una afore es una Administradora de Fondos para el Retiro, por lo tanto, lo que estarás haciendo es que cada mes irás ahorrando una cierta cantidad de dinero de la cual podrás disponer cuando hayas jubilado para no tener que continuar trabajando.

De hecho, la aportación que se realiza a tu afore cada mes es de un 6.5% de tu salario. También es necesario comentarte que la afore la puedes elegir tú o bien ser asignada por tu empleador.

Pero, ¿la afore te puede sacar de apuros antes de jubilar?

¿Puedes pedir un préstamo de tu afore si aún estás trabajando?

Vayamos al grano, a la pregunta acerca de si tu afore te puede sacar de apuros si aún te encuentras trabajando, la respuesta es sí. Pero tienes que considerar que solo existen dos circunstancias concretas para aplicar a dicho préstamo.

  • Si has quedado desempleado.
  • Si te vas a casar.

A continuación te mostramos qué debes hacer en cada caso para hacer efectivo el retiro.

Solicitud del préstamo en caso de desempleo

Como bien te mencionábamos, una de las alternativas para que accedas a un préstamo de tu afore es que hayas quedado desempleado. Por lo tanto, el requisito principal para que la solicitud te sea concedida es que no estés trabajando.

Estrictamente debes demostrar a tu afore que llevas un mínimo de 46 días sin un trabajo formal. También que no haya hecho este pedido en los últimos cinco años.

Siendo el último paso para completar la solicitud, que logres comprobar que efectivamente eres tú y que nadie te está suplantando mostrando identificaciones oficiales y datos biométricos.

En el momento en el que completas todo el proceso puedes retirar entre los últimos 30 y 90 días tu último salario. Eso sí, siempre y cuando este no supere el 11.5% del depósito total que tienes en tu cuenta.

Y toma en cuenta que la duración de este trámite es de aproximadamente 15 días.

Solicitud del préstamo en caso de matrimonio

Si quieres celebrar tu matrimonio también tienes la oportunidad de realizar un retiro de tu cuenta de afore. Ahora, la gran diferencia con el procedimiento anterior, es que por desempleo puedes sacar dinero cada 5 años, en cambio para matrimonio una sola vez en la vida.

Los pasos para hacer efectivo el trámite son que compruebes tu identidad  y que hayas cotizado al menos durante 150 semanas de manera formal.

Ten en consideración que el monto máximo del préstamo es de 30 UMAS, la cual si es convertida en pesos encuentras que 1 UMA equivale aproximadamente a 88.86 pesos. Lo que en otras palabras quiere decir, que si vas a sacar dinero, el monto máximo será de 2 mil 665 pesos.

¿Es conveniente pedir un préstamo de tu afore?

Es un gran alivio saber que si tienes una cuenta de afore puedes acudir a ella en caso de desempleo o matrimonio, pero esto según las palabras de los expertos no es el panorama ideal. Lo mejor es que puedas acudir a herramientas financieras bancarias, porque el tener que sacar tu dinero para tu retiro precisamente afectará al monto total que podrás sacar para entonces.

Pero no solo se trata de disponer de una menor cantidad de dinero llegado tu periodo de jubilación. La afore también castiga con una disminución en tus semanas de cotización, lo que en otras palabras quiere decir que vas a poner en riesgo tener derecho a una pensión vitalicia.

En cuanto a la pensión vitalicia se refiere, esta es otorgada si has comenzado a trabajar después de 1997, cumpliendo con dos requisitos:

  1. Tener un mínimo de 65 años.
  2. Haber acumulado 1.250 semanas trabajando formalmente.

Si ves que esta es tu única alternativa de préstamo, entonces el consejo de los expertos es que repongas ese dinero que has sacado lo antes posible. De tal manera que cuando dejes de trabajar tus ahorros no se vean seriamente dañados.

 ¿Y si no tienes una afore?

Se puede dar el caso de que en este momento no tengas una afore porque no trabajas de manera formal. En tal caso, lo mejor que puedes hacer es buscar una por tu cuenta y comenzar a ahorrar mes a mes parte de tu salario.

Esto puede ser de gran ayuda, principalmente porque tendrás un fondo al cual acudir en tu vejez, sin verte obligado a seguir trabajando. Y porque como has visto, tienes la posibilidad de realizar un retiro si te encuentras desempleado o si te vas a casar.

 Sin lugar a dudas es una decisión inteligente para preparar tu futuro y aplicar una de las estrategias de finanzas personales para usar tu dinero de forma inteligente.

Esperamos haber podido disipar tus dudas al respecto y nos vemos en una próxima oportunidad para continuar informándonos.

Vea también: