Ventajas e inconvenientes de pedir un préstamo preaprobado

Los bancos se han ido encargando con el paso del tiempo de crear las mejores soluciones o productos financieros para sus clientes, ofreciendo excelentes alternativas para que estos puedas solucionar sus necesidades. Dentro de la gran variada existen algunos que las personas temen solicitar, principalmente por no entender bien de qué se trata. Y esto es precisamente lo que ocurre con el préstamo preaprobado.

Hoy nos encargaremos de explicarte en detalle de qué se trata, cuáles son las ventajas y los inconvenientes. Para que llegado el momento, seas muy consciente de lo que estás haciendo. Así que, bienvenido a un nuevo capítulo de los muchos que tendremos relacionados a productos, herramientas y temas varios relacionados a las finanzas, ¡comencemos!

¿Qué es un préstamo preaprobado?

En muchas ocasiones sabemos que un préstamo, a rasgos generales, es poder acceder a una cantidad de dinero a través de una entidad bancaria, siempre y cuando se cumpla con determinados requisitos.

Pues el préstamo preaprobado no es muy distinto de lo mencionado anteriormente, solo que tiene una diferencia clave. Este es un préstamo que el banco te va a ofrecer, el cual ya ha sido previamente aprobado, porque la institución conoce y sabe que tu situación financiera es buena.

En otras palabras, al tener un excelente comportamiento financiero, los bancos no te piden requisitos a cumplir para obtener este beneficio.

Incluso esta modalidad te resuelve una de las mayores problemáticas que tienen las personas al momento de pedir un préstamo, todo el papeleo que esto involucra. Con el préstamo preaprobado te puedes ir olvidando de todos aquellos procesos burocráticos.

Incluso en la actualidad es mucho más fácil poder acceder a uno de estos, porque gracias a la digitalización de los procesos, puedes ingresar a tu banca móvil, o incluso en un cajero automático, y saber si tienes un préstamo de este tipo o no. ¡Ah! Y por supuesto que si lo tienes, en un solo clic puedes aceptar o rechazar la oferta.

Funcionamiento del préstamo preaprobado

Interioricémonos un poco más, para que llegado el momento tengas claro si aceptar o declinar tan atractiva propuesta.

Tu comportamiento será el punto clave para que obtengas este tipo de beneficio, pero para que el banco calcule el monto exacto a ofrecerte tomará en cuenta algunas variables como:

  • Tu comportamiento de pagos (que puede ser el factor más importante).
  • Tus ahorros.
  • Depósitos.

Con todo esto, la entidad bancaria establecerá una cuota máxima que se ajuste a montos por plazos, y que puede ir de 6 a 60 meses.

En base a todo esto, luego recibirás la propuesta por parte del banco y ahí es donde tomas la decisión final.

Ventajas e inconvenientes de pedir este tipo de préstamo

Si vas a acceder a un préstamo preaprobado es fundamental que estés al tanto de sus ventajas y también de sus inconvenientes. Esta es la mejor manera de tomar la decisión correcta.

Ventajas:

  • Obtenlo de forma muy rápida. Esto realmente te ahorra mucho tiempo, pero se transforma en un proceso aún más rápido debido a que de manera online en un solo clic lo puedes activar.
  • Ahorras mucho tiempo, además de saltar el paso de la evaluación de tu perfil financiero.
  • Puedes acceder a promociones personalizadas.
  • Lo puedes usar para lo que quieras, ya que no tiene condiciones.
  • En la mayoría de los casos te ofrecen una tasa fija, por lo que tus pagos siempre serán los mismos.
  • No tendrás penalizaciones si decides hacer pagos adelantados.
  • Puedes contratar varios préstamos personales, aunque esto depende de tu capacidad de pago.

Inconvenientes:

  • Son muy atractivos por su rapidez de aprobación, pero podría generarte una deuda innecesaria.
  • No se suele prestar atención a los detalles como los términos y condiciones, por eso la importancia de un análisis previo.

Y es aquí donde entra un punto clave, ¿cuándo es conveniente tomar un préstamo preaprobado?

Como vimos, no siempre es conveniente tomar este préstamo, sobre todo si no te encuentras con necesidades que involucren el uso una alta suma de dinero. Pero para saber si estás en el momento adecuado de pedirlo ten presente:

  • Que sea porque necesitar ordenar tus finanzas personales finiquitando deudas que tienes con acreedores.
  • Si necesitas pagar tus tarjetas de crédito.
  • Te será de mucha utilidad para pagar tu hipoteca, porque su tasa de interés suele ser baja.
  • Puedes cubrir cualquier eventualidad e incluso darte un gusto.

Los especialistas recomiendan que se tome un préstamo preaprobado solo para enfrentar una emergencia financiera que requiera de una solución inmediata.

Los ejemplos más claros son, pagar la estancia en un hospital causado por un accidente o el tratamiento de una enfermedad.

Por lo tanto, lo mejor es que aceptes esta oferta cuando te enfrentes a gastos mayores que correspondan a una verdadera emergencia. Y ¿por qué no en gastos menores?, porque la tendencia en estos casos, es que la tasa de interés sea más elevada, cayendo en endeudamientos innecesarios.

Compara antes de aceptar

Y aquí vamos de nuevo. No es que queramos repetir y repetir, pero es tan importante la evaluación y comparación previa a la toma de un compromiso como este, que es fundamental que puedas evaluar algunos factores antes de dar el “sí”.

Estos son: los plazos que te ofrecen para finiquitar el préstamo; los montos que tienes que pagar; los intereses que te están ofreciendo; si existen penalizaciones de algún tipo; si se incluye el pago de impuestos; y cuál es el monto total a pagar, donde se incluye la cantidad que te dan por el préstamo preaprobado más el dinero extra, por ejemplo, correspondiente a otros intereses o comisiones.

Como ves, este préstamo es una gran solución, pero es importante que te tomes el tiempo necesario para analizar si es tu mejor alternativa. Porque una mala decisión solo va a perjudicar tu reputación financiera y con ello la opción de acceder a otro tipo de productos bancarios.

Vea también: