¿Vale la pena pedir un préstamo personal para pagar las deudas?

Muchas veces por necesidad tan solo pensamos en pedir un préstamo personal sin pensar en las consecuencias que esto puede traer, lo que puede ser tanto positivo como negativo. Y es que realmente un préstamo de este tipo te puede ayudar mucho, sobre todo si no te encuentras pasando un buen momento financiero, o simplemente no tienes el dinero en ese instante para adquirir algo de un valor elevado.

Por eso es importante que sepas bien qué es un préstamo personal, en qué te puede ayudar y si realmente vale la pena pedir uno para que puedas pagar tus deudas. Así que el día de hoy dejaremos atrás esta incertidumbre y al terminar de leer quedarás con las cosas bien claras. ¿Listo para comenzar y aprender algo nuevo del mundo de las finanzas?

¿Qué es un préstamo personal?

El préstamo personal es uno de los más solicitados porque en comparación con otros productos financieros no tarda demasiado en ser entregado. De hecho en algunas entidades este puede ser entregado de manera inmediata.

Y tal como te habrás dado cuenta, los bancos se encargan de ofrecer variedad de productos para poder satisfacer requerimientos específicos de la población. Por eso la recomendación de los expertos es que puedas elegir el que se adapta mejor a tus necesidades, porque no todos los préstamos están diseñados para lo mismo. Por este motivo es que llevan distintos nombres, según el objetivo.

Es cosa de que nos coloquemos a pensar, por ejemplo, en el crédito hipotecario, el cual sí te entrega una gran suma de dinero, pero solo puedes destinarla a la compra de una casa, a la remodelación de esta, o construcción. O el caso del crédito automotriz, que solo puedes destinarlo a comprar un auto.

Para que puedas vislumbrar si realmente vale la pena pedir un préstamo personal para saldar tus deudas, primero tienes que tener muy claro qué es un préstamo personal.

El préstamo personal no ofrece una suma tan alta de dinero como el hipotecario o el automotriz, pero la diferencia y lo atractivo es que puedes utilizarlo en lo que quieras. Lo realmente importante es que cuentes con la capacidad de pago para poder devolver todo el dinero más los intereses.

También es importante que sepas que en este tipo de préstamo no debes dejar nada en garantía, como ocurre con los préstamos prendarios. Donde si no entregas algo como una joya no recibes a cambio el dinero.

Cómo se aprueba un préstamo personal

Como puedes ver, puede ser dinero de gran ayuda, pero para que te sea aprobado tendrás que cumplir con ciertos requisitos, donde en la mayoría de los casos:

  • Que seas mayor de edad.
  • Que tengas un buen historial crediticio.
  • Que tengas capacidad de pago.
  • Y en la mayoría de los casos que seas cliente del banco.

También es importante señalar que este préstamo tendrá establecido determinados intereses, de los cuales debes tener conocimiento si vas a aceptar firmar. Y por lo general estos intereses no podrán ser cambiados durante el tiempo de duración del contrato.

Para lo que sueles ser solicitado este tipo de préstamo es para poder afrontar alguna emergencia, un gasto imprevisto, la reparación de tu automóvil o la compra de algún artículo específico. Pero también se suele usar para pagar las deudas, ¿y esto será lo más recomendable de hacer con un préstamo personal?

¿Vale la pena pedir un préstamo personal para pagar las deudas?

Lo primero que debemos plantear es el por qué has llegado a acumular deudas, esto tan solo habla de los malos hábitos financieros que tienes. Por lo tanto, si no te comprometes contigo mismo a cambiar estos hábitos, realmente no vale la pena que pidas un préstamo personal, ya que tan solo caerás en un círculo vicioso, donde pagues tus deudas y obtengas nuevas, y tengas que volver a pedir otro préstamo.

Si cuentas con una actitud de compromiso y querer mejorar este aspecto de tu vida y economía personal, solo en tal caso es recomendable que utilices un préstamo de este tipo para pagar tus deudas y hacer que desaparezcan.

Como puedes ver, la respuesta a la pregunta de si vale la pena, depende netamente de la actitud y hábitos financieros que tengas.

Un préstamo personal vale mucho la pena si estás comprometido a dejar atrás este comportamiento que en nada te beneficia si nos trasladamos a lo que es tener un buen historial crediticio. Pero si quieres aplicar una estrategia que te de la posibilidad de cumplir con el objetivo de liquidar todas las deudas, entonces sí será el camino correcto.

Consejos antes de pedir un préstamo personal

Ahora que tienes clara la respuesta a la pregunta de si vale la pena o no, queremos ofrecerte algunos consejos para que los tomes en cuenta antes de pedir un préstamo personal:

  1. Evalúa detenidamente cuál es el préstamo personal que más te conviene. Por lo tanto, aquí debes revisar los plazos, las tasas de interés, el CAT, las comisiones, las condiciones, etc.
  2. Evalúa tu situación financiera, es importante que cuentes con la capacidad de pago para cumplir con los pagos de todas las mensualidades.
  3. Busca siempre un préstamo a tasa fija, esto te ayudará a tener claro en todo momento lo que tienes que pagar, sin encontrarte con sorpresas. Porque si pides un préstamo personal con tasa variable, la tasa irá cambiando y puede que pagues más o menos.
  4. No sobrepases tu capacidad de endeudamiento, por lo tanto antes de pedir tu préstamo analiza tus finanzas.

Con esta información ha quedado claro que si realmente vale la pena pedir un préstamo personal para pagar tus deudas depende de tu comportamiento y hábitos financieros. Si ves que no eres el mejor con las finanzas, lo ideal es que antes te informes bien de cuáles son los mecanismos para poder mantener en orden tu economía. Puedes acudir a información valiosa en internet, directamente tomar un curso o consultar con un asesor.

Vea también: