Tipos de préstamos, cuáles son sus características

Pedir un préstamo puede ser de gran ayuda, sobre todo si tienes en mente adquirir algo que su valor sea muy elevado. Es cierto que puedes hacer pagos al contado, el problema se presenta cuando ahorrar para esa compra te toma más tiempo. Precisamente por eso es que las instituciones financieras han creado productos como los préstamos.

Hoy queremos hablarte de los tipos de préstamos que existen y cuáles son sus características particulares. Para que puedas analizar y decidir cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades y te puede dar una mejor solución. Por lo que, te recomendamos prestar mucha atención, y si estás decidió a acceder a uno de ellos puedas solicitar la ayuda de un asesor.

¿Qué es exactamente un préstamo?

Es importante que tengas claro en que un préstamo corresponde a dinero que te va a pasar una entidad financiera, pero el cual tienes que devolver en un plazo previamente establecido para que tus finanzas personales no se vean perjudicadas. Sin olvidar que también tienes que cumplir con el pago de los intereses.

El pago del préstamo se realiza de forma mensual y para acceder a este tienes que cumplir con ciertos requisitos. Los cuales por lo general son:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Percibir un monto mínimo de salario mensual.
  • Tener un buen historial crediticio.
  • Tener una identificación oficial vigente.
  • Presentar un comprobante de domicilio.
  • Presentar un comprobante de ingresos para que el banco corrobore y vea que serás capas de pagar el préstamo.

Los tipos de préstamos y sus características

Este contrato que adquieres con una institución financiera no lo encuentras a través de un único producto. Para beneficio de todos los mexicanos, existen distintos tipos y cada uno con sus propias características, y de esto te queremos hablar a continuación.

Préstamos personales

Este puede ser uno de los tipos de préstamos al que más acceden las personas, porque se caracteriza por ser de rápida obtención además de no existir condiciones para su uso. Lo que significa que puedes utilizarlo en lo que quieras.

Por lo general las personas elijen el préstamo personal cuando se presenta una emergencia o algún imprevisto que involucra dinero de por medio que no se tiene en ese momento.

Otra de sus genialidades, es que puedes solicitarlo desde tu Smartphone sin necesidad de acercarte a una sucursal y perder el tiempo haciendo filas. La recomendación es que revises bien sus condiciones, porque entre una entidad y otra esto puede variar bastante.

Préstamos para empresas

Si hay algo que nos ha enseñado la pandemia, es que nunca es tarde para emprender. Por eso un préstamo para empresas puede ser la mejor alternativa si ya has formado una.

La gracia de este tipo de préstamo es que puedes utilizarlo para lo que desees, siempre y cuando esté involucrada la empresa.

Ya sea que quieras comprar insumos, hacer una remodelación o emprender desde cero, este préstamo será tu mejor opción. Eso sí, ten presente que uno de los requisitos para que te lo otorguen es que presentes un plan detallado del destino que tendrá el dinero.

Microcréditos

Un microcrédito tiene como característica principal el ofrecer a las personas una cantidad pequeña de dinero. El cual se suele utilizar, por ejemplo, para solventar un viaje, pagar un servicio básico, emprender o dar un impulso a tu negocio.

Los montos que puedes encontrar con este tipo de préstamo van desde los 500 pesos a los 2 mil pesos.

Préstamos para estudiantes

Tal como su nombre lo indica, están especialmente diseñados para ser entregados a los estudiantes.

Por lo tanto, su objetivo es poder ayudar con el pago de la mensualidad o de la matrícula de una carrera universitaria, de algún curso que quieras hacer o de un diplomado.

Es importante que sepas que si vas a pedir un préstamo de estudiantes tengas claro que su ventaja por sobre cualquier otro préstamo, es que estos tienen tasas de interés más bajas y condiciones de pago flexibles.

Préstamos para consolidar deudas

Muchas veces las finanzas personales se nos vienen encima, y si eso es lo que te está ocurriendo, debes saber que estos préstamos están hechos para pagar tus tarjetas, además de poder darte la posibilidad de crear un plan de pagos que se ajuste a tus necesidades económicas.

Préstamos vehiculares

Si lo que más quieres en este momento es comprar ese automóvil que tanto te gusta, un préstamo automotriz será tu mejor opción.

La ventaja y característica principal de un préstamo de esta categoría, es que no solo puedes solicitarlo en un banco. También puedes hacerlo con un prestamista o en el mismo concesionario de automóviles.

Préstamos del gobierno

Por si no lo sabías, en México puedes acceder a préstamos que entrega el gobierno.

Existe una gran variedad, como es el caso de los Microcréditos para el Bienestar o Préstamos a Fondo Perdido, por ejemplo. Aquí lo importante es que investigues bien antes de postular, porque cada uno tiene un propósito distinto, al igual que distintos requisitos a cumplir.

Hipotecas

Sin duda alguna este tipo de préstamo es el referente del sector inmobiliario, pero lo más importante a saber es que en primera instancia, para acceder a este tienes que ser el dueño de una vivienda. Porque esta será precisamente la que quede como garantía.

También debes tener presente, que este es el préstamo que en este momento ofrece la mayor cantidad de dinero en el país. Por eso que muchas personas lo piden. Siendo su principal ventaja el hecho de que puedas utilizarlo en lo que quieras, por lo general las personas lo piden para, emergencias, imprevistos, dar vida a un negocio, pagar la educación de los hijos.

Ahora que conoces los tipos de préstamos y sus características, tan solo te queda decidir cuál de estos es el que cubrirá de mejor manera tus necesidades. Y no te olvides que estos se pueden pagar a corto, mediano y largo plazo. ¡Nos vemos pronto!

Vea también: